jueves, 3 de mayo de 2007

Un error


Bueno, después de andar unos días despistado de vacaciones, (por cierto, magníficas vacaciones en las Asturies de mis amores) vuelvo por aquí.
Relellendo un poco por encima las entradas del blog, he visto que no tenía ningún comentario del tipo "diario", contar lo que me ha pasado hoy y tal... algo un poco más estilo Twitter pero sin llegar al " En la ofi, ya he vuelto de cagar.", así que os voy a contar una cosilla que me ha pasado esta mañana.

Al ir a salir de casa, como todos los días he encendido el iPod (es un iPod Nano 2G) y he pulsado el "Aleatorio canciones" de rigor. El primer tema ha aparecido, pero no me apetecía nada escucharlo así que he pulsado el botón de siguiente inmediatamente (quizá demasiado inmediatamente) y ¡oh sorpresa! ¿que ha pasado?, pues que el iPod se ha colgado, así, como suena, se ha quedado frito el pobre. Tras unos 90 segundos repartidos entre la cara de gilipollas y el cabreo, se me ha venido a la cabeza una opción de reseteo que debo haber leido en algún lado pero no recuerdo donde y tras pulsar unos segundos el botón "Menú" y el botón central simultaneamente el cacharro se ha reiniciado y ha vuelto a la normalidad.

Sé que esto parece una chorrada como un piano y sé que en más de un foro comentan algún problema similar pero es que no sabéis como me ha sorprendido que me "petase" un cacharro electrónico. Por cosas de la vida, [pulla] últimamente me estoy desenganchando de los sistemas Windows y de los consiguientes errores, cuelgues y pantallazos varios [/pulla], en casa el único equipo es mi iBook G4, el reproductor de mp3 es un iPod y la tele y el DVD (gracias hermanito :-P ) son Samsung, en el curro utilizo Ubuntu... resumiendo, que estaba totalmente deshabituado a que algo electrónico falle y esta mañana me he agarrado un cabreo de aupa.

Ojalá estuviésemos menos acostumbrados a los reinicios y demás problemas vistos como normales, nos haría ser mucho más exigentes con las empresas y los productos que les compramos, lo que con suerte repercutiría en una mayor calidad.

Un saludo.

1 comentario:

E. Zuiker dijo...

Pues mire usted sí. Estamos demasiado acostumbrados a los fallos en general, no sólo a los sistemas informáticos o electrónicos. Al retraso del avión, a un trabajo mal hecho a cien cosas que disculpamos de oficio.

Impongamos la calidad.